Get Adobe Flash player
Banner

Descripción Detallada del Proyecto

El interés de este proyecto de investigación es indagar en el desarrollo del movimiento de las extrabajadoras y los extrabajadores bananeros afectados por el nemagón, analizando los procesos organizativos y políticos, así como la dimensión subjetiva de un movimiento que ha tenido distintas expresiones en Centroamérica, pero fundamentalmente en dos de los países más afectados: Nicaragua y Costa Rica.

El nemagón, o DiBromoCloroPropano (DBCP), fue el químico creado durante la década de los años 50 en los laboratorios de la Dow Chemical Company y Shell Chemical Company, para combatir los nematodos en las plantaciones bananeras y piñeras. A finales de esa misma década, el nemagón empezó a ser comercializado y utilizado masivamente en los países centroamericanos.

Fue hasta 1975 que la agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos hizo de conocimiento público las propiedades esterilizantes y cancerígenas del nemagón. Este anuncio se dio tras la realización de pruebas médicas a 114 empleados que trabajaban en una planta química en California. Ya los experimentos realizados con ratas, desde finales de los años 50, mostraban que la exposición de los animales al químico reducía el tamaño de sus testículos, así como producía otro tipo de afecciones en sus órganos vitales, como los pulmones y los riñones (Boix, 2007: 107). Los estudios de aquel momento demostraron que 35 de estos empleados habían quedado estériles tras la exposición al tóxico.

A pesar de ese conocimiento, que no trascendió el ámbito estadounidense, Costa Rica dejó de exportar el nemagón en 1979, año en que se suspendió temporalmente el suministro del mismo en Estados Unidos. Tras la medida adoptada por el gobierno de Costa Rica, la Standard Fruit Company (UFCO) se trasladó a Honduras. Sin embargo, la prohibición oficial emitida por el gobierno costarricense fue emitida hasta 1988. Por su parte, en Nicaragua existen registros de que el nemagón dejó de utilizarse aproximadamente hasta 1985 (Fernández, 1995), dándose la prohibición oficial en ese país hasta 1993 (Gómez, 2009: 114).

Después de décadas de uso masivo, muchas fueron las comunidades afectadas, cuyos habitantes empezaron a sentir los efectos del químico en sus cuerpos (Silva et al, 2007; Trucchi, 2008). Muchos extrabajadores bananeros quedaron estériles tras el uso del químico, el cual fue utilizado sin el equipo adecuado, quedando sus cuerpos directamente expuestos al mismo. La esterilidad, los constantes abortos en mujeres que no pudieron engendrar, las malformaciones en sus hijos, las afecciones en la piel, las atrofias musculares y enfermedades como cáncer de riñón, hígado y vaso, problemas en la vista y dolores de cabeza fueron algunos de los efectos en la salud. Si bien se desconocen los datos exactos de personas afectadas, se estima que en Costa Rica y Nicaragua pueden existir entre 30 mil y 23 mil afectados, respectivamente (Boix, 2007: 141; Gómez, 2009: 7).

Las secuelas físicas y psicológicas del llamado “oro verde” llevaron a las y los afectados a organizarse, movilizarse e iniciar causas legales contra las empresas Dow Chemical Corporation, Shell Oil Company, Occidental Chemical Corporation, Standard Fruit Company, Dole Fresh Fruit Company, Chiquita Brand Company y Del Monte, acciones que forman parte de la constitución del movimiento de extrabajadoras y extrabajadores en Costa Rica y Nicaragua.

  • CIDCACS
  • La Capio en linea
  • Atlas Electoral Digital
  • Anuario de Estudios Centroamericanos
  • Portal de Sociología Latinoamericana
  • Revista de Ciencias Sociales